Novedades
  • Esta es tu oportunidad para formar parte del staff de BaneadosForosPerú!!

    Se necesitan chupes, colaboradores y moderadores para este foro. si crees estar calificado envíale un mensaje privado al administrador Aquí.

Qatar, el primer país del golfo Pérsico en crear un salario mínimo no discriminatorio

forero93

Miembro Diamante
Infectado covid-19
Registro
8 Ene 2017
Mensajes
18.032
Puntos
64
El país aprueba una nueva legislación laboral que desmantela en la práctica el sistema de "kafala", extendido por el golfo Pérsico y denunciado por alimentar la esclavitud de la mano de obra migrante




Durante décadas el sistema de "kafala", extendido a lo largo y lo ancho de la península arábiga, centró las críticas más furibundas porque suponía una puerta a la explotación laboral, el trabajo forzoso y el tráfico de personas. Con el horizonte del Mundial de fútbol de 2022, Qatar ha optado ahora por desmantelarlo al introducir reformas en su legislación laboral, alumbrando un salario mínimo no discriminatorio y eliminando algunas de las limitaciones que sufría la mano de obra.

"Para proteger por igual los intereses de los empleados y los empleadores, el ministerio de Desarrollo Administrativo, Trabajo y Asuntos Sociales ha dado un gran paso adelante en su programa de reforma laboral, introduciendo un salario mínimo no discriminatorio y eliminando el certificado de no objeción para cambiar de trabajo", señala un comunicado de las autoridades qataríes remitido a EL MUNDO.

En la práctica, cuando entren en vigor dentro de seis meses, los cambios permitirán fijar un salario mínimo de 1000 riales qataríes (unos 230 euros) para todos los trabajadores del sector privado. Su cuantía supone un incremento del 25 por ciento con respecto al anterior y no resulta discriminatorio, esto es, se aplicará a los trabajadores de todas las nacionalidades y sectores, inclusive el doméstico.

Los empleados contarán, además, por ley con 500 riales mensuales para gastos de alojamiento y otros 300 para manutención. Alrededor de 400.000 personas se beneficiarán de una mejora que también impactará positivamente en decenas de miles de familias que reciben sus remesas en sus países de origen, principalmente Asia y África.

"El salario mínimo ha sido decidido tras mantener intensas consultas con un comité formado por autoridades relevantes de Qatar. Es la primera ley de este tipo en Oriente Próximo y proporcionará una estabilidad adicional al mercado laboral qatarí", precisa la nota. El país, con una superficie similar a la de la región de Murcia y el mayor PIB por habitante del planeta, se compromete a ir revisando periódicamente la cuantía. El emirato cuenta con una población de alrededor de 2,7 millones, de la que solo 300.000 son nacionales.

Doha elimina también y de manera inmediata una de las restricciones que más dolor causaba a la mano de obra:
la necesidad de contar con el plácet de su actual empleador para cambiar de trabajo. Una aprobación que ahora desaparece, en favor de "una mayor competencia en el mercado laboral local permitiendo a los empleadores atraer el mejor talento". La nueva legislación prevé "multas más estrictas" para los empleadores que no paguen a sus trabajadores o no les proporcionen alojamiento adecuado.


UNAS ENMIENDAS HISTÓRICAS
La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha tildado de "históricas" las enmiendas introducidas. "Se convierte en el primer país de la región en adoptar un salario mínimo no discriminatorio", subraya la agencia de la ONU. "Esta nueva norma, unida a la retirada de los requisitos del permiso de salida a principios de este año, desmantela de manera efectiva el sistema de patrocinio 'kafala' y marca el principio de una nueva era para el mercado laboral qatarí".

"Introduciendo estos destacados cambios, Qatar ha cumplido un compromiso que proporcionará más libertad y protección a los trabajadores y más opciones a los empleadores", celebra Guy Ryder, director general de la OIT en un momento marcado por el desplome de la demanda laboral que ha causado la propagación de la Covid-19 y la limitación de movimientos.

Las organizaciones de derechos humanos, que llevan años denunciando los terribles abusos del sistema de "kafala", también han aplaudido la reforma pero con notables reservas. Para Amnistía Internacional, el salario mínimo sigue siendo bajo y debería ser incrementado. "Somos cautelosamente optimistas sobre estas reformas", replica a este diario Hiba Zayadin, investigadora de Human Rights Watch (HRW). A la espera de un informe más detallado sobre posibles fallas en la legislación, la organización da la bienvenida a la eliminación del permiso para mudar de trabajo.

"Durante mucho tiempo este requisito, un elemento clave del sistema de 'kafala', otorgaba a los empleadores un control excesivo sobre los migrantes y podía facilitar abusos como el trabajo forzoso. Qatar debería garantizar además que los migrantes no dependan de los empleadores para su situación legal en el país, aboliendo las sanciones por fugas y permitiendo que renueven sus permisos de residencia de forma independiente", precisan desde HRW. "El salario mínimo es un paso pero supondrá poco si los empleadores pueden retener, retrasar y rebajar sus salarios sin consecuencias. Solo a través de mecanismos efectivos de protección salarial y sanciones a quienes lo incumplan se puede abordar adecuadamente el abuso salarial", concluye Zayadin.

 
Arriba Pie